Restauración de abanico Madrid

Restauración de un abanico del siglo XIX. Está construido el país en tela, pintado por una sóla cara y representa motivos florales. El país se muestra rajado en distintas zonas donde se pliega el abanico, y está cosido y pegado al varillaje como método de unión. El varillaje o montura es de madera dorada sin calado. En uno de los extremos una de las varillas se encuentra pegada a una de las varillas principales o guardas. El oro está saltando al verse “escupido” por contracciones de la madera. Se aprecian microgrietas y levantamientos.