Descubriendo un cuadro oculto

Hay ocasiones en las que la restauración de una pintura trae curiosas sorpresas. En este caso el cliente trajo una serie de bodegones sin apenas barniz, con la capa pictórica desprotegida. Lo cuadros necesitaban limpiar barnices  y adecentar un poco.  Entre ellos este bodegón con perdices se encontraba reentelado con otro lienzo que era en si misma un cuadro. Debajo del bodegón hallamos otro cuadro oculto con una escena religiosa. Imposición casulla a Simón Stock.